GuidePedia

0


Una joven de 14 años que residía en Londres, le faltaba poco de vida, debido al padecimiento de un cáncer terminal. Una tristeza para una adolescente que no quería dejar de vivir. Según la carta que ella misma escribió para el juez, decía que: “Sólo tengo 14 años y no quiero morir, pero sé que moriré. Creo que quedar criogenizada me da la oportunidad de ser curada y despertada, incluso dentro de cientos de años

Continuó explicando que: “No quiero que me entierren bajo tierra. Quiero vivir y vivir por más tiempo y creo que en el futuro pueden encontrar una cura para mi cáncer y despertarme. Quiero tener esa oportunidad. Este es mi deseo.

El juez ante la madurez que ella mostró al contar su testimonio, decidió respetar su decisión, y tras el depósito de (algo más de 40.000 euros) que la familia ha tenido que dejar, ella ya ha sido criogenizada para preservar su oportunidad y conseguir su sueño.


Publicar un comentario

 
Top