GuidePedia

0

Hay desventajas a la hora de consumir chicle de manera excesiva. Es el caso de Samantha Jenkins, una chica de 19 años de origen británico que murió porque consumía (al parecer) más de 14 gramos de chicle al día. Aunque no lo tragaba, con la saliva consumía todo el aspartamo, lo que le provocó que en su cuerpo bajaran las sales mínimas, para mantener una buena salud.

La chica no padecía ninguna enfermedad, pero cuando se le realizó la autopsia, el médico concluyó comentando que en su cuerpo casi no quedaban cantidades de minerales básicos como el calcio y el magnesio así como sales que ayudaban a la completa función de todos los órganos del cuerpo.

Según la afectada madre de la joven, ella comenzó a quejarse de una fuerte jaqueca, seguidas poco después de agujetas y pinchazos fuertes por todo el cuerpo. Ella comentó a su madre que se sintió paralizada y habló de que sentía morirse, algo que aventuró el triste final, muriendo cuando llegó al hospital.



Publicar un comentario

 
Top