GuidePedia

0

La historia de Jamie Ogg es una de las más emotivas que te encontrarás en estas semanas, ya que el pequeño recién nacido volvió a la vida ¡cuando se le había dado por muerto clínicamente! Los médicos habían sido tenaces, él y su hermana que habían nacido de manera prematura, no sobrevivieron de la misma manera.

Jamie no respiraba ni daba señales de vida al sacarlo del canal del parto, los médicos avisaron a la madre, su hija estaba bien pero él no había sobrevivido. Fue entonces, cuando la madre al lado de su marido, ambos desolados, se abrazaron llorando y colocaron al bebé en medio de ellos y a ratos la madre lo colocó en su pecho.

A las dos horas y sorprendentemente, el bebé dio señales de vida con unos espasmos, al escuchar la voz de su madre. Los médicos dijeron que eran actos reflejos, pero a los segundos, el bebé agarró el dedo de su padre, realizando gestos como si intentara abrir los ojos. ¡Jamie había vuelto a la vida! ¿A qué es asombroso?


Publicar un comentario

 
Top