GuidePedia

0

Los records mundiales pueden llegar a ser muy sorprendentes, pues para eso fueron creados. Pero existen algunos más increíbles que otros, como es el caso de Molly Schuyler una mujer de Nebraska que ha roto varios records de ingesta de comida en diversas modalidades y eso que se trata de una mujer de complexión muy delgada, por lo que nos preguntamos donde meterá todo lo que es capaz de comerse.

Su última hazaña ha sido la de comerse 363 alitas de pollo en tan solo 30 minutos y consiguiendo así marcar un nuevo record. Pero esta máquina de comer ha sido capaz de otras proezas igual de impresionantes, como comerse ocho hamburguesas en tan solo 1 minuto y 46 segundos o batir un record mundial en 2013, cuando consiguió acabar con nueve kilogramos de setas fritas en simplemente ocho minutos.

Además, consiguió el record mundial de comerse un bistec de dos kilogramos en tan solo tres minutos. Sin duda, es una cara conocida en este mundo de los concursos de comida y es indiscutible la capacidad de dejar atónitos a todos aquellos que aún no la han visto comer. Estamos impacientes por conocer su próxima proeza o cual será el siguiente record mundial que piensa romper.

Publicar un comentario

 
Top