GuidePedia

0

Si te gusta comer gominolas, seguramente después de saber lo que llevan en su composición no estés muy de acuerdo con su consumo, ya que no las mirarás con los mismos ojos. Su extraña composición (siempre que no especifiquen en que están hechas a base de grasas vegetales y gelatinas de algas) son los restos de huesos. ¿Huesos? Cómo lo oyes.

Las fábricas procesan esos huesos que provienen de la industria cárnica, siendo los mayoritarios que utilizan, los de cerdo y ternera. Al hervir estos huesos extraen los cartílagos y la gelatina que posteriormente se agrega a colorantes y diferentes ingredientes más para crear el caramelo. ¿Te ha sorprendido?

Actualmente se está pensando en sustituír estas gelatinas por aquellas algas como el Agar-Agar, que son de origen vegetal, sin duda un jarro de agua para la industria de los caramelos, siendo una horrible noticia para muchos que no soportan el maltrato animal...


Publicar un comentario

 
Top