GuidePedia

0


Casar a una hija y acompañarla al altar es uno de los propósitos y vivencias más importantes en la vida de un padre y una hija. Este momento especial suele ser anhelado por ellas, intentando encontrar a un amor que realmente las quiera y las proteja como su familia. En Estados Unidos, sin embargo ha habido un padre que no quiere casar a su hija. ¿Quieres saber el por qué?

Hoy te hablaremos de la historia de una dulce niña que con la corta edad de 4 años, sufrió una grave enfermedad. Un tumor cerebral de origen maligno, que ha tenido que operarse al menos más de tres veces para que pudiera erradicarse del todo.

Tras las vigilancia y esfuerzo del doctor, la ñiña volvió sana y salva al colegio al poco tiempo de un año. Su padre quiso emocionado aportar una vivencia maravillosa al médico, haciendo que sea él el que acompañe a su hija en el altar el día de su futura boda. ¿Qué te parece esta emotiva historia?



Publicar un comentario

 
Top