GuidePedia

0

Hay quienes padecen una malsana obsesión por las redes sociales y hay quienes las necesitan realmente para poder tener una vida normal. Este es el insólito caso de Thomas Dixon, quien lleva cuatro años usando Twitter para poder recordar lo que ha hecho durante cada día desde que hace cuatro años, fue atropellado por un coche y aunque logro sobrevivir, su memoria ha quedado seriamente dañada y no es capaz de funcionar a largo plazo.

Thomas es incapaz de recordar lo que hizo el día anterior y por ello se dedica a dejar constancia de sus actos diarios en su cuenta de Twitter, la cual analiza cada día para poder seguir adelante con su vida. De esta forma, ha llegado a almacenar más de 22 mil entradas en su cuenta explicando al detalle su día a día. Dixon que forma parte de la privilegiada MENSA, es una persona con un alto coeficiente intelectual que no tiene más remedio que depender de una red social para saber qué hace cada día.

Su extraña condición lo ha condenado a una vida pegado a su teléfono móvil y a las redes sociales, pero esto no ha significado que su vida haya perdido calidad sino que además le ha proporcionado la oportunidad de fusionar en una sola aplicación las herramientas que necesita y ofrecerlo al mundo para que todas aquellas personas con graves problemas de memoria puedan servirse de ello.

Publicar un comentario

 
Top