GuidePedia

0

Hechos insólitos ocurren cada día en todo el mundo, pero algunos sobresalen por encima de los otros debido a lo inexplicable de su historia. Como lo que le ocurrió a Lisa Reid, una mujer que perdió la vista a los 11 años y que ahora con 38 años, ha recuperado la visión de forma completa debido a un fortuito golpe en la cabeza contra una mesa.

Debido a un tumor que presionaba su nervio óptico, Lisa perdió la vista cuando solo tenía 11 años de edad. Desde entonces dedico su vida a adaptarse a su discapacidad y al parecer para los médicos era una ceguera irreversible, por lo cual resulta más insólito aun si cabe que después de un golpe en la cabeza, la joven pueda volver a ver.

Lisa ha dado a conocer su increíble historia para dar a conocer también a la Fundación de Ciegos de Nueva Zelanda, donde siempre respaldada y apoyada con su discapacidad visual. Sin duda se trata de una de las historias más impresionantes que hayamos podido escuchar, pero nos alegramos que Lisa pueda volver a disfrutar del mundo que le rodea, con sus propios ojos.

Publicar un comentario

 
Top