GuidePedia

0

El mundo está lleno de casos médicos increíbles y noticias que son difíciles de creer, como es el caso de Peter Lloyd, un inglés de 42 años destinado a vivir encerrado en su casa ya que posee una dolencia extraña y conocida como hipersensibilidad electromagnética. Esta enfermedad obliga a Lloyd a permanecer lejos de cualquier objeto que emita campos magnéticos y eléctricos ya que causan estragos en su salud.

Actualmente reside en St Fagans en Cardiff y nadie puede acceder a su domicilio sin cumplir con una serie de medidas de seguridad para evitar que accedan con aparatos que puedan poner en riesgo su salud. Lloyd perdió la movilidad de sus piernas debido a esta extraña enfermedad y los síntomas comenzaron a notarse cuando tenía 20 años y vivía en España.

La única manera de que Lloyd pueda vivir con una mejor calidad de vida, es mudarse a vivir a una casa en medio del bosque y alejado todo lo posible de cualquier aparato que pueda ser peligroso para su salud. Sigue esperando para poder cumplir esta necesidad y dejar de vivir encerrado en su propia casa si quiere seguir viviendo un año más.

Publicar un comentario

 
Top